CUIDAMOS LA EDUCACIÓN PARA LA PAZ

Desde la cosmovisión cristiana de la persona, de la vida y del mundo, la Compañía de María ofrece una propuesta educativa comprometida con la construcción de sociedades donde se pueda convivir en paz. 

Otra vez 30 de enero, ¿y qué hemos avanzado respecto del año pasado? Todos buscamos la paz mundial, pero olvidamos que eso no se consigue de forma espontánea.

A decir verdad, podríamos celebrarlo cualquier día del año, y es que vivimos en un mundo constantemente golpeado por conflictos, guerras y altercados a cualquier nivel de nuestra sociedad. Nos sorprendemos agitados al ver en televisión o internet distintas imágenes de conflictos bélicos en países subdesarrollados.

Puede que los conflictos sean globales, pero las únicas personas que pueden resolverlos somos nosotros como una única comunidad.

La cuestión es, ¿cómo hacerlo?, ¿cómo conseguirlo si somos nosotros los que creamos barreras y divisiones?

Hoy queremos manifestarnos y hacer ver a todos los presentes que la paz se debe conseguir a base de pequeños actos cotidianos. Todos podemos contribuir en la lucha por la paz.

Porque la PAZ es ayudar al compañero que se siente solo; la PAZ es compartir sin esperar a recibir; la PAZ es ser atento y preocuparse por el prójimo; la PAZ es sonreír aunque te cueste…

Esta es nuestra misión. ¿Te apuntas?