Historia del Centro

Índice del artículo

ATENTADO CONTRA EL PATRIMONIO Y LA EDUCACIÓN

En 1972 estando Mª Rosa Sánchez Retamar (Licenciada en Filosofía y Letras) como Directora Técnica, ocurrió un hecho insólito: En aquella época había 1.300 alumnas en el Colegio, que como recoge la prensa de la época era el más antiguo de la provincia. Contaba con 29 Licenciados y 19 Maestros además del personal no docente.

En estos momentos se proyecta un nuevo Plan Urbanístico en Almería al que la Orden Compañía de María se opone rotundamente. Desde la Directora hasta los profesores, pasando por todo el personal y la Asociación de Padres, inician una serie de acciones para frenar un Plan que pretende dedicar gran parte de los terrenos de la Compañía a parques, jardines y aparcamientos, dejando tan sólo 400 m. Esto podría suponer la desaparición de la Iglesia, el Colegio Menor y el propio Colegio de Enseñanza Reglada. Más de las 2/3 partes desaparecían. En esa época se pronuncian frases contundentes: “Es como una desamortización”. “Se pretende el destierro de esta Ciudad.”  En el Libro de Actas de la Asociación de Padres ( Acta nº 2 de 23 de Noviembre de 1972) consta como punto fundamental del orden del día la ratificación a la Comisión Gestora de la adhesión al Colegio sobre la oposición al Plan de Urbanización presentado al Ayuntamiento por el asesor del Colegio.

El Plan en cuestión fue aprobado inicialmente el día 11 de Octubre y sólo había un mes para reclamaciones. Dicho Plan Urbanístico había sido publicado en el BOP de 14 de Octubre de 1972 siendo Alcalde Francisco Gómez Angulo.

Las Religiosas y toda la Comunidad Educativa se defienden argumentando que es el Colegio más antiguo de Almería, también se refieren a la gran labor que hace el Colegio Menor con chicas de la provincia y al fin de las monjas en Almería ya que el Convento sería transformado en parque. Por otra parte, en ese momento y por las necesidades económicas, la Compañía había vendido 920 metros cuadrados a la Comunidad Hermanos Martínez S.L. (actual edificio Goiania). Los escritos de reclamación de los días 13 y 14 de Noviembre hacen referencia a este atropello desamortizador e incluso se invoca el Concordato firmado entre la Santa Sede y el Estado. Se envían escritos al Consejero Permanente del Estado, Miguel Vizcaíno Márquez, con argumentos que hacen referencia a esta injusticia e inmoralidad porque: “acaba con la tradición de un Centro donde se educaron nuestros madres y abuelas.”

El Consejero se hace eco y escribe a Torres Rollón, abogado de las monjas, dándole ánimos para seguir adelante. Por otra parte, la Orden solicita información urbanística sobre el Patio Interior. Menos mal que al final se pudo parar esta barbaridad.

El Documento que reproducimos a continuación recoge las firmas de los profesores oponiéndose al mencionado Plan.

 

CAMBIOS COMO CONSECUENCIA DE LOS NUEVOS TIEMPOS

Al comenzar el nuevo curso 1975-1976, la Comisión Nacional de Educación de la Compañía de María en España publica un estudio para la reorganización interna de los Colegios. Además se analiza la situación de cada Centro y sus características, así como cuestiones relacionadas con la participación y la formación del profesorado. En 1970 nace en España la nueva Ley General de Educación que supone, entre otras cosas, la obligatoriedad y gratuidad de la Enseñanza General Básica entre los 6 y 14 años. Esta Ley supuso una renovación metodológica  profunda del profesorado al que se pedía que fuese, ante todo, educador: aparecen nuevos estilos como el diálogo entre el alumno y el profesor, el trabajo en equipo y el trabajo personalizado. Además en el curso escolar 1974-1975 la Reforma llega hasta 8º de E.G.B. Así, en 1975 comienza el B.U.P (Bachillerato Unificado Polivante) que comprenderá tres años para completarse con C.O.U. (Curso de Orientación Universitaria) ya en funcionamiento. Esta Ley educativa del año 1970, impulsada por José Luis Villar Palasí, ministro de Educación desde 1969, contemplaba los siguientes niveles:

  • Preescolar: Comprendía dos etapas: I ( 2 y 3 años) y II ( 4 y 5) con una duración de 4 años.
  • Tres años de Bachillerato Unificado Polivalente ( B.U.P.)
  • Un año de C.O.U.
  • Cuatro años de Formación Profesional  

En nuestro Colegio de Almería se impartían clases de Preescolar, E.G.B., B.U.P. y C.O.U.

La Comisión Nacional analiza los niveles de enseñanza atendidos por la Compañía en España hasta este momento y llega a la siguiente conclusión:

“Se aprecia que nuestra mayor dedicación se dirige a Preescolar, lo que debe hacernos cuestionar sobre las verdaderas razones que nos llevan a ello.

Preocupa lo poco que atendemos al sector de Bachillerato, C.O.U. y F.P. ¿Será falta de personal preparado? ¿Huida de la dificultad que presenta? ¿Qué las obras que se nos ofrecen en colaboración son preferentemente Guarderías o Parvularios?

¿El clasismo al que se ven forzados, hasta el momento presente, los niveles superiores? ¿El tener la enseñanza como medio de vida, sin compromiso en ella para poder dedicarse a otras actividades de Pastoral?”

La mencionada Comisión de Educación presenta también el IDEARIO, RESUMEN  DE NUESTRA POLÍTICA EDUCATIVA, que fue enviado a todos los Colegios de España  a comienzos del curso 1974-1975 para presentarlo a toda la Comunidad Educativa. La redacción definitiva quedó establecida en los siguientes términos:

La Compañía de María presenta un ideario a profesores, alumnos y padres de su Colegio Católico, Comunidad Educativa  que se compromete en la construcción de un mundo más justo y fraterno

La Compañía de María participa en la misión educadora de la iglesia colaborando con los padres en la educación de sus hijos:

  • Según su vocación especifica para la educación en la fe
  • En apertura a los constantes interrogantes del Evangelio
  • En actitud de acogida a La Palabra de Dios , como María.
  • Mediante un dinamismo interno que posibilite la adaptación al momento histórico.
  • Con fuerte sentido comunitario
  • Comprometida activamente en la promoción de la mujer.

Estas notas características inspiran los objetivos humanos y los procedimientos técnico-  pedagógicos de nuestros centros.

La Compañía de María intenta educar de manera armónica sus alumnos y  alumnas, capacitándoles para una opción libre y consciente del Don de la Fe, que les lleve a un compromiso activo para la transformación del mundo, en comunión con los hombres de su tiempo, particularmente con los más necesitados. La Compañía de María, como siempre a lo largo de su historia, se adapta al nuevo mundo democrático que se vislumbra y profundiza en esa búsqueda de la justicia social, labor que se intensifica a partir de la publicación de unos Decretos de 1969 que supondrán una profunda renovación interna a luz del Concilio Vaticano II.

La Comisión de Educación marca unas directrices para la elaboración de un Proyecto Educativo en cada Centro: Se distingue claramente entre objetivos educativo-formativos (“Educar para la Justicia”) y objetivos didácticos (“Ayudar a los alumnas a adquirir técnicas de estudio”). Desde entonces, nuestro Colegio difunde a la Comunidad Educativa su Ideario y su Proyecto Educativo.

En Septiembre de 1980, momento en que la Enseñanza General Básica comienza a triplicarse, los datos del Centro eran los siguientes:

  • Nº de Alumnos: 1.057
  • Nº de Unidades:  Preescolar: 6
    • E.G.B.: 19
    • B.U.P.: 1 (dependiente del Colegio La Salle
  • ¿Mixto? Sí hasta 4º de Primaria (va subiendo de forma progresiva)
  • Subvención: 79,1%
  • Fecha de clasificación definitiva: Orden Ministerial de 8/11/73 (B.O.E. 6/12/73)
  • Directora: Encarnación Cabezas Cabezas
  • Secretario: Juan Fortes Segura
  • Administrador: Francisco Rosas Torres.
  • Nº de alumnos por clase: 42 de media.

Por otra parte, tanto en el pasado como en el presente han existido buenas  relaciones entre la Compañíade María y La Salle y, por eso, a partir de 1980-1981, la Compañía de María puso a disposición del Colegio La Salle un aula y sus servicios anejos, para impartir una clase de 1º de BUP. En el acuerdo se establecen una serie de bases entre las que destacamos las siguientes:

  • El Tutor del curso será designado por la Compañía de María o por La Salle con el visto bueno de la Directora de la Compañía. Este profesor será el responsable directo de la disciplina y mantendrá informados de la marcha de dicho curso a los Directores de ambos Centros.
  • El resto de profesores será designado por le Colegio de La Salle, quien también se encargará de la administración, tanto respecto a los alumnos como a los profesores. La tutoría será abonada también por La Salle.
  • La Compañía de María atenderá a la limpieza de la clase o clases y a la provisión del material didáctico.
  • Las alumnas procedentes de la Compañía de María tendrán preferencia en la admisión
  • Para el curso 1981-1982, la Compañía de María y La Salle consideraron la posibilidad de mantener esta clase, sin embargo, por una serie de circunstancias la colaboración se interrumpió.